Red Social de Cuidadoras y Cuidadores Familiares

Innovación en Cuidados en la Sociedad del Conocimiento

http://www.elrincondelcuidador.es/cuidar-desde-casa/como-prevenir-situaciones-de-sobrecarga-del-cuidador/

¿Cómo prevenir situaciones de sobrecarga del cuidador?



La clave es cuidarse más uno mismo

Garantizar una buena salud tanto física como psicológica del cuidador es garantizar una buena atención para cuidar personas mayores dependientes o semidependientes.
El cuidador no tiene que esperar a sentirse exhausto para preocuparse de su propio bienestar, sino que éste tiene que ser una prioridad, algo que le dará fuerzas para continuar y le ayudará a prevenir sentimientos de soledad, y aislamiento, ansiedad y depresión.

A continuación le indicamos algunos aspectos a vigilar para el autocuidado del cuidador:

  • Dormir

Las horas de sueño determinan nuestro estado de ánimo y salud.
Con frecuencia, el cuidador tiene que atender a la persona dependiente durante la noche o bien, como consecuencia del gran número de tareas a realizar, no dispone de tiempo suficiente para dormir.
La planificación de las actividades (ejercicios para personas mayores) o la participación de otros familiares (como ayuda para el cuidador) pueden minimizar estos efectos, e incluso permitir que el cuidador descanse algunos momentos durante el día.

  • Hacer ejercicio

La necesidad de realizar ejercicios para el cuidador y para personas mayores permite mejorar el sueño, fortalece el sistema cardiovascular y respiratorio, incrementa la resistencia muscular, favorece la agilidad, la flexibilidad corporal, el equilibrio y la coordinación.
A nivel psicológico, también comporta beneficios ya que mejora el estado anímico, favorece la relajación y la disminución de la tensión emocional que acumula el cuidador en su día a día.
No nos referimos únicamente a practicar un deporte sistemáticamente, el simple hecho de andar o ir en bicicleta puede comportar beneficios importantes para la salud del cuidador.

Prevenir sobrecarga del cuidador: hacer ejercicio
  • Seguir una dieta equilibrada, comiendo alimentos sanos y respetando los horarios

En ocasiones las tareas a realizar o la atención que necesita la persona dependiente pueden alterar la dinámica del cuidador, interfiriendo, entre otros, en el horario de sus comidas. El diseño de un plan de acción puede ayudarnos a seguir un horario.

 

Prevenir sobrecarga del cuidador: evitar el aislamiento
  • Evitar el aislamiento

A menudo el cuidador deja de realizar las actividades que realizaba anteriormente. La atención de la persona mayor dependiente puede exigir muchas horas de dedicación que reducen la posibilidad de compartir momentos con otras personas.
Inevitablemente, esta situación conduce a un aislamiento que puede relacionarse posteriormente con estrés, ansiedad o agotamiento. Es importante que el cuidador mantenga las relaciones sociales que le son gratificantes.
Si no dispone de tiempo para hacerlo, puede pedir la colaboración a otros miembros de la familia para que lo sustituyan durante su ausencia.
Mantener una red social significativa, además de proporcionar diversión y entretenimiento, puede también significar una fuente de empatía, comprensión y apoyo emocional que ayude a disminuir la carga del cuidador.

  • Mantener aficiones e intereses

Es importante que el cuidador mantenga un equilibrio entre las propias necesidades e intereses personales y las obligaciones que implica su rol de cuidador.
Las aficiones e intereses pueden representar una manera de evitar el aislamiento, a la vez que aportan aspectos gratificantes y positivos. Es recomendable gestionar el tiempo libre destinado a realizar actividades mediante la elaboración de un programa de actividades, igual que lo hacemos para los cuidados de personas mayores.

  • Salir de casa

En numerosas ocasiones, el cuidador y la persona dependiente comparten domicilio las 24 horas del día. De esta forma, el cuidador difícilmente puede desprenderse de su rol, ni tan siquiera de manera puntual.
Es importante buscar la forma en la que la separación física entre los dos se haga efectiva, aunque sólo sea durante breves intervalos de tiempo. Es necesario buscar alternativas viables que favorezcan salir de casa como por ejemplo, pedir la ayuda de un familiar o amigo, dirigirse a los centros de servicios sociales del barrio, asociaciones de voluntarios, solicitar servicios de ayuda a domicilio, etc.

  • Descansar

Como decíamos, es importante encontrar tiempo para dejar momentáneamente la responsabilidad de atender a la persona dependiente. No obstante, no siempre es posible abandonar el domicilio durante un breve período de tiempo.
En estos casos puede ser útil practicar algunas técnicas de relajación, pensar en algo agradable o darse un capricho.
Siempre que sea posible, se recomienda pasar un rato en una habitación distinta a la que se encuentra la persona que cuidamos.

Prevención del cuidador: salir de casa y descansar



Visitas: 137

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Red Social de Cuidadoras y Cuidadores Familiares para añadir comentarios!

Participar en Red Social de Cuidadoras y Cuidadores Familiares

© 2017   Creado por Maite.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio