Red Social de Cuidadoras y Cuidadores Familiares

Innovación en Cuidados en la Sociedad del Conocimiento

Día aciago, pesado y desagradable, a nivel laboral... Mi trabajo como Auxiliar de Ayuda a Domicilio, digno como el que más, necesario como el pan nuestro de cada día, es a veces gratificante, muchas veces... Pero otras es.... sin calificativos amables que otorgarle...

Teóricamente, y sólo teóricamente, la Ayuda a Domicilio se creó para prestar una ayuda a las personas con necesidades de asistencia para sus actividades de la vida diaria.

Muchas, muchísimas veces, das con familias y usuarios afables, agradecidos, que te respetan y valoran tu trabajo. Otras veces, también más de las deseadas, encuentras familias déspotas, desagradecidas, maleducadas, y poco respetuosas, que te hacen sentir como el ser más bajo en el escalafón social.

Se permiten el lujo de faltarte al respeto, maltratándote verbalmente y despreciando tu trabajo, un trabajo que realizas con amor y vocación.

Muchas veces, haciendo caso omiso de la orden de trabajo que se nos entrega a través del trabajador social, las familias te ponen un trapo y una fregona en la mano, mientras el abuelito o el usuario prestatario del servicio, se muere de sentimiento, aparcado en un rincón; no te está permitido proporcionarle un rato de ocio o acompañamiento, un rato de charla, un aseo en condiciones y si intentas hacer lo que te han pautado, entonces eres una vaga...

Lo más fastidioso del tema es que estamos totalmente desprotegidas... antes se escucha la queja de los familiares, porque no te pasas todas las horas limpiando y te sientas a acompañar al usuario, que se escucha a la auxiliar, que se ha formado para dar una asistencia de calidad, que intenta hacer lo mejor para el usuario, asear, acompañar, asesorar, educar, ayudar, enseñar, proteger... y tantos verbos necesarios para evitar el desarraigo y desprotección de esos usuarios, incluida la limpieza si es necesario.

Lo lamentable del asunto es que muchas familias piden la ayuda a domicilio para atender a sus mayores y cuando llegas al domicilio te dicen en tu cara bonita "yo a tí sólo te quiero para limpiar", evidentemente una limpiadora a coste cero!!!

No es indigno limpiar, ni es indigno ser limpiadora, es indigno pedir una ayuda para los usuarios que lo necesitan, y que esa ayuda no llegue a quien va destinada. Y que encima exijan un horario a su conveniencia, que impide que te añadan horas de trabajo en tu cuadrante porque todos quieren el mismo horario. ¿Para limpiar no da lo mismo una hora que otra? ¿No es más importante administrar un desayuno o realizar un aseo, que pasar la fregona a las 9 de la mañana?

Realmente hoy no es mi día... me gusta lo que hago y limpio mucho más de lo que tengo en las órdenes de trabajo, y no me importa, pero que me falten al respeto y me minusvaloren como persona me ofende en lo más íntimo!!!

Y encima dando gracias al cielo por estar trabajando... Trabajando en condiciones de gran desprotección laboral y personal, trabajando haciendo lo que muchos no quieren hacer, trabajando para que muchos tengan una mayor calidad de vida... Trabajando... y algunos días rabiando por las injusticias que observas...

Y seguiremos poniéndonos nuestra mejor sonrisa, saldremos a prestar nuestros servicios y seremos felices cuando alguno de los agradecidos nos de una palmadita en la espalda...

Visitas: 417

Comentario por Rosalba Marilin Quiñones Castro el octubre 3, 2011 a las 6:48pm

Hola Cristina, Muchas de las veces nosotras tenemos la culpa de que nos traten así y te digo no solo en nuestra labor, hay personas que se aprovechan de gente que  como nosotras tienen el valor del servicio, lo que pasa es que nosotras no establecemos nuestras reglas de lo deberíamos de hacer y de lo que no, tenemos nosotras que educar a las personas que creen que por ser cuidadoras tenemos la obligación de hacer cosas que no nos competen en nuestra área, tenemos nosotras que marcar la pauta y por que no, hacer una lista de nuestras actividades que realizamos con los adultos mayores por que para ellos trabajamos "que no se te olvide" y los horarios, y tenemos una tarea para que nos ayudará a todas, DECIR QUE NO cuando eso sea justo decirlo, y eso no es por que seamos vagas sino para que sepan que es lo que fuimos y debemos hacer.

Saludos. 

Comentario por Manoli el octubre 5, 2011 a las 3:58pm

Hola Cristina y Rosalba,me uno a vosotras en este comentario, no es la primera vez que esto lo escucho  o mejor decir se sige denunciando de una manera u otra en este caso, atravez de la red social uno de los mejores sitios para comentar ,reclamar ,denunciar ,o gritar cuando una siente impotencia ante lo que muy a menudo nos encontramos en nuestro trabajo ,yo alguna vez comente algo muy parecido.Esto creo que es lo que normalmente nos seguira pasando pues la gente cuando pide la ayuda para la mayoria es una empleada de hogar lo que va a ir a su casa o a la de su familiar;veo mucho egoismo en muy raras ocasiones te dicen ,vale ya por hoy ,sobre todo ese familiar que siempre hay supervisando ;´´o es la sensacion que a mi me da´´y eso que es algo que no les cuesta nada y desde luego todas estas cosas me estan obligando a decir ,NO siempre desde el respeto y de manera que no pueda haber ningun conflicto,y desdeluego informar de todo a mi cordinadora, pues ellos no dudan de a la menor falta que podamos tener de llamar para dar sus quejas  pues es muy facil de echar la culpa a la auxiliar: bueno aqui lo dejo si os parece podemos seguir comunicando desde la red social....un saludo.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Red Social de Cuidadoras y Cuidadores Familiares para añadir comentarios!

Participar en Red Social de Cuidadoras y Cuidadores Familiares

© 2018   Creado por Maite.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio